Valoración de clientes
Excelente
9.18
Basada en 70 clientes reales
"La localización de la masía, justo en medio de las montañas y rodeada de viñas y campos, es un lugar perfecto para desconectar del mundo. Está muy bien cuidada, tanto el terreno exterior, con una piscina natural, como las habitaciones y los espacios comunes. El desayuno es fantástico, con productos de proximidad y de calidad, como pan, tomate, aceite, jamón, queso, un membrillo casero, naranjas... y nos prepararon una tortilla de alcachofas para chuparse los dedos. Buen café e infusiones de plantas del huerto. Los propietarios son muy amables, y estuvimos largo rato charlando con ellos del Priorat, su historia y su gente. Se puede caminar por los alrededores, e incluso hacer una excursión hasta Porrera por el Camí de les vinyes."
Alex Soler de Ferrater ()