¿Cómo será el turista del desconfinamiento? 5 claves para que comiences a adaptar tu negocio

Webinar gratuito: ¿Y después qué? ¿Tienes un plan de acción?
15 abril, 2020
Webinar gratuito: Gestión de la reserva. ¿Cómo hago un Check-in completo en AvaiBook?
21 abril, 2020

¿Cómo será el turista del desconfinamiento? 5 claves para que comiences a adaptar tu negocio

La crisis del Covid-19 ha venido repentina, veloz e imprevisible como una tormenta de verano, y ha avanzado con la misma rapidez hasta convertirse en global y transversal a todos los ámbitos. Sin embargo, las predicciones nos dicen que se marchará lenta, con mayor o menor erosión en cada sector, pero siempre dejando secuelas.

 La única realidad que conocemos es que todo ha cambiado. De nada sirve aferrarnos a la ínfima posibilidad de que en un par de meses todo vuelva a ser como antes. Debemos aceptar que el futuro va a ser distinto, tratar de atisbar cómo serán nuestras industrias cuando la crisis comience a remitir, y actuar en consecuencia para estar preparados cuando esto ocurra.

¿Todavía no has visto nuestro webinar sobre Visión y estrategias para salir de la crisis con más fuerza, con expertos de AvaiBook, Airbnb y SeeTransparent?

 

 

En el sector turístico tenemos que estar atentos, ser creativos y reinventar los antiguos escenarios para adaptarlos a una nueva realidad. Es posible que en un futuro lejano todo vuelva a ser como antes, pero a corto y medio plazo hemos de imaginar un turismo distinto, con un viajero que habrá cambiado sus motivaciones y prioridades y con unas limitaciones legales que irán levantándose muy lentamente y condicionarán enormemente el mercado. 

Imaginemos cómo será el turista del desconfinamiento. Prioridades reordenadas, miedos grabados en la mente y una larga lista de precauciones y prevenciones que tomar sin titubeos. El panorama que se nos plantea podría ser el siguiente:

 

Se viajará nacionalmente 

Por un periodo de tiempo se limitarán los viajes transnacionales. El libre movimiento de personas tardará en recomponerse y el miedo del turista a un repunte de la pandemia hará que se centre en destinos nacionales, e inicialmente cercanos. Además, se expandirá un fuerte compromiso por apoyar las economías maltrechas de cada país. Una vez más, preferiremos quedarnos por aquí y dejar los largos recorridos para dentro de unos meses.

 

Alquiler turístico rural y vacacional 

Predominará un turismo de alquiler, de forma marcada al principio de la recuperación, y este será principalmente rural y vacacional. Valoramos más que nunca las reuniones familiares y entre amigos, nos conformamos con pequeñas celebraciones, largas sobremesas y con disfrutar el uno del otro, y estos pequeños rituales seguirán siendo los mismos, aunque en otro destino. En medio de este desconfinamiento progresivo, huiremos de aquellos lugares que puedan concentrar un alto número de personas, como algunos medios de transporte, museos o centros de ocio y cultura. 

 

Viajes de corta duración 

Además,nos preocuparán los viajes largos por el miedo a una posible recaída. Las escapadas fugaces o los fines de semana “largos”, de 3, 4 o 5 días serán el formato bestseller en la fase de arranque del turismo. Preferiremos viajes de corta duración en destinos cercanos y quizás menos frecuentados. No concentraremos nuestros días libres en largas estancias, sino probablemente en varias vacaciones cortas.

 

Políticas de cancelación y seguros de viaje 

Las políticas de cancelación flexibles y los seguros de viaje nos preocuparán más que el precio, que quedará relegado al segundo o tercer puesto. La crisis nos ha enseñado que todo puede cambiar en cuestión de minutos, y la seguridad y tranquilidad frente a estos imprevistos serán prioritarias. 

 

Otros servicios que cobrarán importancia 

La limpieza y otros aspectos que aseguren seguridad sanitaria serán decisivos a la hora de escoger el alojamiento. Probablemente, los establecimientos deberán buscar la manera de asegurar unos protocolos de saneamiento y desinfección concretos a través de algún título que lo certifique.

El concepto de self service en todos las etapas del ciclo será valorado y premiado por los turistas. La atención personalizada seguirá siendo importante, pero este confinamiento nos ha descubierto la posibilidad de realizar cualquier proceso en remoto. Teniendo en cuenta que, de primeras, todos preferiremos seguir manteniendo las distancias, quizá será oportuno que los alojamientos ofrezcan la posibilidad de realizar el Check-in online o acceder al establecimiento de forma electrónica y sin necesidad tener contacto con el propietario.

Si esto no es posible, deberemos cerciorarnos de que desde el principio demostramos a nuestros viajeros responsabilidad y compromiso con los directrices y procesos aconsejados, para evitar su miedo a un posible contagio. En este sentido, cobrarán relevancia herramientas y aplicaciones de mensajería instantánea.

También veremos un cambio en las actividades que se realicen en el destino. Algunos viajeros preferirán disfrutar de experiencias gastronómicas indoor (en el propio alojamiento) en lugar de acudir a restaurantes, y lo mismo ocurrirá con los free tours u otras actividades en grupo, que serán reemplazadas por guías turísticos personales o electrónicos. De esta forma, también encontraremos viajeros que huyan de todo lo anterior, y opten por ayudarse de recursos online para informarse y convertirse en sus propios orientadores

 

Interiorizar todas estas nuevas perspectivas te ayudará a adaptarte y a ser capaz de materializar cambios en tu propuesta de valor, para mostrarte preparado y elegible en este nuevo turismo de desconfinamiento que pronto comenzaremos a explorar.

Si todavía quieres seguir informándote sobre el tema, échale un vistazo a nuestro webinar sobre Visión y estrategias para salir de la crisis con más fuerza, con expertos de AvaiBook, Airbnb y SeeTransparent, donde ponemos en común sobre estos posibles cambios.