Modelo de contrato de alquiler vacacional o vivienda turística

portada factura
Modelo de factura para alquiler vacacional
1 julio, 2022
bienvenida
Libro de bienvenida para huéspedes
14 julio, 2022
portada factura
Modelo de factura para alquiler vacacional
1 julio, 2022
bienvenida
Libro de bienvenida para huéspedes
14 julio, 2022
Contrato alquiler vacacional 2

Escrito por:

sandra navarro

Sandra Navarro

Marketing y Comunicación

El contrato de alquiler vacacional es uno de los aspectos más importantes que el propietario debe tener en cuenta a la hora de abrir las puertas de sus alojamientos.

Es uno de los documentos más utilizados en temporada alta y también es necesario para acogerse a ciertas garantías legales en caso de que se produzcan problemas con los viajeros, pues en él aparecen -por escrito y firmadas- las condiciones del arrendamiento en el periodo determinado en el que se esté alquilando.

En este artículo te ofrecemos un ejemplo de modelo de contrato de alquiler que puedes descargar a través de este formulario:

¡Descárgate nuestro contrato!

¡Consigue un modelo de contrato de alquiler de manera totalmente gratuíta!

¿Qué es un contrato de alquiler vacacional?

Un contrato de arrendamiento de vivienda para uso turístico o vacacional es un acuerdo entre las partes intervinientes (propietario y viajero) en el que el arrendador pone a disposición o cede el uso y disfrute de dicho bien inmueble al huésped que lo ocupará y dará uso vacacional, de ocio, turismo o similares.

En contraprestación, el arrendatario se compromete a satisfacer un pago más comúnmente conocido como “alquiler”.

Existen dos tipos de contrato en este caso: contrato de arrendamiento de vivienda habitual, cuando se alquila la vivienda en su totalidad de forma permanente o habitual y el contrato de arrendamiento por habitación, cuando solo se hace uso de una de las habitaciones por una temporada vacacional, de forma permanente o por otro tipo de temporada y duración.

 

 

¿Por qué es importante tener un contrato de alquiler turístico?

Un contrato de alquiler vacacional es fundamental para establecer las condiciones legales y regulaciones del alquiler vacacional.

Este acuerdo por escrito garantiza que, en caso de surgir cualquier problema durante el periodo de alquiler vacacional, tanto el arrendador como el inquilino puedan hacer referencia al contrato para resolverlo de manera justa y eficiente.

Además, el contrato también protege al propietario al establecer sus obligaciones y las consecuencias de no cumplirlas.

Un contrato bien redactado asegura que los derechos y obligaciones de ambas partes están claramente establecidos, lo que ayuda a prevenir cualquier tipo de conflicto.

 

Beneficios de tener un contrato vacacional:

  • Establece las condiciones legales y regulaciones del alquiler vacacional
  • Proporciona una referencia para resolver problemas de manera justa y eficiente
  • Protege al propietario al establecer sus obligaciones y las consecuencias de no cumplirlas
  • Evita malentendidos acerca de quién debe asumir los costos en caso de problemas o desviaciones con respecto a lo establecido en el contrato
  • Asegura que los derechos y obligaciones de ambas partes están claramente establecidos para evitar conflictos
  • Establece las condiciones de pago y las obligaciones del inquilino
  • Informa sobre las condiciones de devolución de la propiedad al final del alquiler
  • Indica el tiempo previsto de estancia y si hay alguna penalización por marcharse antes de lo acordado
  • Detalla el importe del depósito de seguridad y cualquier otro cargo adicional
  • Ayuda a prevenir cualquier tipo de conflicto

 

¿Es obligatorio el contrato de alquiler vacacional?

La obligatoriedad de firmar un contrato de alquiler depende de cada comunidad autónoma. En España tiene la potestad de regular la promoción y gestión del turismo dentro de su territorio.

En concreto, Andalucía es la única que lo contempla como requisito obligatorio. Sin embargo, las garantías legales que ofrece le dan suficiente valor como para tenerlo en cuenta a la hora de alquilar una vivienda vacacional, sea obligatorio o no.

Como ya hemos comentado, clarifica cualquier acuerdo al que lleguen ambas partes y simplifica la resolución de los conflictos que puedan surgir.

Además, sirve para recordar y reiterar las normas de la casa, así como para establecer las condiciones de pago y devolución de la propiedad. Es recomendable tener un contrato, ya que asegura la protección de ambas partes y evita malentendidos.

 

Contrato de alquiler turístico: elementos esenciales

Contrato de alquiler vacacional Plantilla AvaiBook

Como gestor de alojamientos turísticos, es esencial estar familiarizado con los elementos esenciales de un contrato de alquiler vacacional para poder negociar correctamente las condiciones del alquiler.

  1. Información de las partes involucradas: el contrato debe incluir los nombres y datos de contacto del propietario y del inquilino, con el fin de establecer una comunicación clara y eficaz entre ambas partes.
  1. Descripción de la propiedad: se especificará una descripción detallada de la propiedad alquilada, incluyendo su ubicación, tamaño, capacidad máxima, servicios y comodidades disponibles, entre otros aspectos relevantes para su gestión.
  1. Periodo de alquiler y tarifas: el contrato debe establecer el periodo de alquiler, incluyendo la fecha de inicio y finalización, así como el precio del alquiler y las condiciones de pago para asegurar que son justas y claras.
  1. Obligaciones de las partes: incluirá las obligaciones de ambas partes, además de las responsabilidades del propietario en cuanto a la limpieza, el mantenimiento y la seguridad de la propiedad, y las obligaciones del inquilino en cuanto al uso y cuidado de la propiedad. Es esencial que estas obligaciones sean claras y específicas para evitar malentendidos o problemas legales.
  1. Cláusulas específicas: el contrato puede incluir cláusulas específicas, como condiciones de cancelación, restricciones de uso de la propiedad, responsabilidad por daños y políticas de limpieza y mantenimiento. Es importante asegurar que estas cláusulas sean claras y justas para ambas partes, y que sean revisadas y actualizadas periódicamente para garantizar la seguridad y satisfacción del cliente.

 

Descarga nuestro modelo de contrato de gestión vacacional entre gestor y propietario

Si estás buscando un contrato para establecer acuerdos y condiciones entre el propietario del alojamiento vacacional y el gestor, hemos creado un modelo específico para cubrir estas necesidades.

Descarga gratuitamente nuestro modelo de contrato de gestión vacacional al completar el siguiente formulario. Este modelo es flexible y personalizable, con espacios para rellenar con información relevante y la opción de añadir tu logotipo y datos de empresa. ¡Esperamos que sea de ayuda para tus gestiones!

 

Card image
Modelo de contrato de gestión vacacional entre gestor y propietario

 

¿Cómo se redacta un contrato de alquiler vacacional?

Es importante redactar correctamente este contrato para evitar problemas legales y garantizar la seguridad de ambas partes involucradas. A continuación, se detallan los elementos esenciales que deben incluirse en un contrato de alquiler vacacional.

Datos personales: en primer lugar, es necesario incluir los datos personales de ambas partes involucradas en el contrato. Esto incluye el nombre completo, dirección, número de teléfono y correo electrónico de ambos, el propietario y el inquilino.

Datos de la vivienda: también deberán aparecer los datos de la vivienda que se va a alquilar. Esto incluye la dirección completa, el número de habitaciones, baños y metros cuadrados de la propiedad, así como cualquier característica especial que deba mencionarse.

Datos del arrendamiento: en tercer lugar, es necesario incluir los datos del arrendamiento, como el precio del alquiler, el periodo de alquiler, las condiciones de pago y las obligaciones del propietario y del inquilino.

Imposiciones legales: deberá incluir las imposiciones legales necesarias, como la responsabilidad por daños a la propiedad, la política de limpieza y mantenimiento, las reglas de convivencia, entre otras.

Cláusulas adicionales: finalmente, es posible incluir cláusulas adicionales, como condiciones de cancelación, restricciones de uso de la propiedad, entre otras. Es importante que estas cláusulas sean claras y específicas para evitar malentendidos.

 

Consejos para el proceso de firma de un contrato de alquiler vacacional

Firmar un contrato de alquiler vacacional es un paso importante en el proceso de alquilar una propiedad. Como gestor de alojamientos turísticos es esencial tener en cuenta ciertos aspectos antes de firmar el contrato con el viajero para evitar problemas legales y garantizar la seguridad de ambas partes involucradas.

  1. Conocer y estar familiarizado con el contrato: como gestor de alojamientos turísticos, es esencial tener una copia del contrato y estar familiarizado con sus términos y condiciones antes de ofrecerlo al viajero para firmar.
  2. Asegurarse de que se cumplan todas las condiciones: antes de firmar el contrato, es importante asegurarse de que todas las condiciones del contrato se cumplen, como verificar que la propiedad esté en buen estado y que se hayan establecido las condiciones de pago correctas.
  3. Proporcionar una copia firmada del contrato: una vez firmado el contrato, es importante proporcionar una copia firmada del contrato al viajero. Esto garantiza que ambos tengan una copia del contrato y puedan hacer referencia a él en caso de problemas legales.
  4. Prestar atención a los plazos y fechas acordadas: es importante prestar atención a los plazos y fechas acordadas en el contrato, como las fechas de pago y devolución de la propiedad, para evitar problemas legales.
  5. Asegurarse de que el viajero entienda las condiciones: es recomendable que el gestor y el viajero lean el contrato juntos para asegurarse de que ambos entienden las condiciones.

 

Como gestor de alojamientos turísticos es esencial tener en cuenta todos los aspectos legales antes de firmar un contrato de alquiler vacacional. Es importante asegurarse de que el contrato esté completo y cumpla con las regulaciones locales, y proporcionar una copia firmada del contrato al viajero que alquila la propiedad. También es importante prestar atención a los plazos y fechas acordadas en el contrato.

Para facilitar el proceso de gestión, AvaiBook ofrece una herramienta sencilla para preparar tus contratos de alquiler vacacional. Con plantillas personalizables disponibles para adaptarse a tus necesidades, podrás crear contratos legalmente válidos y evitar problemas legales con tus huéspedes en el futuro.

Si no dispones de una herramienta que te facilite el trabajo hemos realizado desde AvaiBook una plantilla de contrato de alquiler vacacional.

 

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

Este es un ejemplo de contrato de alquiler vacacional. Recomendamos consultar a un experto para redactar el documento legal de acuerdo a la legislación vigente.