10 claves para poner a punto tus alojamientos en verano

5 ventajas de incluir un motor de reservas en tu web y cómo hacerlo con AvaiBook
12 abril, 2019
15 + 1 consejos para mejorar las reservas en la web de tu alojamiento
7 junio, 2019

10 claves para poner a punto tus alojamientos en verano

La temporada de verano es sin duda para España el mejor momento para sacar el máximo partido a nuestros alojamientos. Nuestro clima, nuestro patrimonio y nuestra gastronomía son solo tres de los innumerables atractivos que nos sitúan año tras año como uno de los destinos favoritos de los europeos, especialmente de nuestros países vecinos. Continuamos creciendo y batiendo récords, por lo que siempre se postula como una de las temporadas altas más emocionantes del año: índices altos de ocupación, aumento del gasto medio del cliente, récord de viajeros satisfechos que comentan positivamente en nuestra página web… pero ¿tienes todo preparado para afrontar estos meses que vienen?


1. Mantén el calendario actualizado para evitar overbooking

Algunos establecimientos utilizan el overbooking como una estrategia para compensar alguna cancelación y garantizar una ocupación del 100%. No obstante, esto no es del todo recomendable. Exponerse a reservas dobles puede suponer no solo una pérdida económica sino también un deterioro de nuestra reputación online y nuestra imagen de marca. Para evitarlo, deberás revisar periódicamente tus tarifas y tu disponibilidad. Un channel manager como AvaiBook puede ayudarte con esta tarea: te permitirá controlar la comercialización de tus alojamientos en diferentes canales y te ayudará a gestionar, automáticamente, la disponibilidad y el cupo además de vigilar los precios y maximizar las ventas.


2. Revisa tus condiciones y sé claro acerca de ellas

Como tu política de cancelaciones o tus restricciones de duración de la estancia. Una buena estrategia en este último ámbito puede aumentar tus ingresos si esperas un volumen elevado de reservas. Por ejemplo: establece una duración máxima si esperas alquilar todos tus alojamientos al precio más elevado. No es necesario que aceptes reservas múltiples a precios con descuento, si tus viajeros quieren extender su estancia siempre puedes cobrarles una tarifa especial por cada noche adicional. También es una buena idea que establezcas una duración mínima para aquellos periodos de poca demanda que vienen después de otros con mucha. De esta manera, podrás aceptar estancias más largas en lugar de cortas y aumentarás la ocupación en estos periodos. Ten en cuenta también que, cuanto más restrictivas sean tus políticas, menor será el riesgo de sufrir cancelaciones: los viajeros que contraten lo harán solo cuando estén seguros acerca de su viaje.


3. Automatiza la gestión de tu personal

El personal y la limpieza de tu alojamiento serán dos de los aspectos más valorados por tus viajeros y probablemente los que más atención requieran. Organizar todas las tareas puede ser una labor ardua si se realiza manualmente y hoy en día hay herramientas que te permiten automatizar este proceso. En AvaiBook hemos ideado nuestro propio Task Manager, que permite la autoasignación de tareas para los diferentes empleados según alojamiento y ámbito de trabajo y el envío automático de correos a los trabajadores con su calendario para los próximos días.


4. Prepara experiencias y ofertas atractivas

Analiza a tus clientes para saber qué puede interesarles. Para ello, echarle un vistazo a la información del año anterior puede resultar muy útil. ¿Qué predominaron: las familias o los grupos de amigos? ¿Se mantendrán los mismos nichos de mercado? Porque si es así, para la primera opción quizás te interesen propuestas como cama extra o desayuno gratis para niños, mientras que, para la segunda, te serán más útiles ofertas para grupos u otras como “Late Check-out”. Ofrecer paquetes de experiencias también es un aspecto muy valorado. Por ejemplo, una escapada romántica con cena, acceso al spa y visita a una bodega de vinos. O pequeños descuentos: un 15% menos en los paseos a caballo del centro ecuestre más cercano al contratar la habitación. Contar con buenas combinaciones que se ajusten a las necesidades de los internautas te proporcionará ese plus que hará que se decanten por tu alojamiento.


5. Renueva el estilo de tus alojamientos

En verano buscamos aires refrescantes y relajantes. Asegúrate de que las amenities se adaptan a la estación que se acerca: ropa de cama ligera, aire acondicionado y decoración agradable a través de colores vivos y recreación de ambientes naturales con flores y plantas. Si no dispones de piscina, siempre puedes optar por fuentes o pequeñas cascadas para generar un ambiente más veraniego. No te olvides del menú: ensaladas frescas, platos ligeros y postres fríos. Y no cuesta nada ofrecer un refresco o un vaso de agua con hielo y limón a la entrada de los viajeros.


6. Actualiza tu página web

La página web es la cara visible de nuestro establecimiento. Una vez hayas preparado tus alojamientos para la temporada de verano, hazles nuevas fotos y cámbialas por las antiguas en tu página web. Descubrir cómo una familia disfruta en la piscina será bastante más efectivo que ver como prende la chimenea en invierno. Trasmite alegría y energía a través de espacios luminosos y descansos al aire libre. Y recuerda vender experiencias: “Precioso apartamento, perfecto para parejas que necesiten escaparse y disfrutar de cenas románticas en el balcón con vistas al mar” es mejor que “Piso a pie de playa para dos personas con terraza”.


7. Fast Check-in

Es probable que varias personas quieran entrar a sus habitaciones a la vez y, cuando viajamos, esperar para realizar el Check-in no es algo que nos entusiasme. Sin embargo, también existen maneras de agilizar este proceso. Con una buena herramienta de Fast Check-in como la de AvaiBook, podrás enviar un formulario a tus viajeros días antes para que rellenen sus datos y los de sus acompañantes, firmen digitalmente y el envío a las autoridades pertinentes se haga automáticamente.  


8. Crea plantillas de correos electrónicos

Normalmente, las conversaciones que mantendrás con tus viajeros serán parecidas. Por eso, una buena práctica para ahorrar tiempo y trabajo es preparar plantillas de e-mail a las que solo tengas que cambiar unos pocos datos, como el nombre del viajero y el del alojamiento, para responderles con la mayor rapidez posible. Por otro lado, conocemos la importancia de mostrarse accesible las 24 horas al día, pero sabemos que eso no es del todo posible. Elabora un correo donde asegures a los viajeros que en 10 minutos podrás atenderles para que se envíe automáticamente si en ese momento no estás disponible. Y también puedes organizar otros con información sobre los mejores restaurantes de la zona u ofertas en determinadas actividades de tu localidad para todos tus huéspedes. Todo esto también puedes hacerlo desde AvaiBook.


9. Examina la competencia

¿Acostumbras a mirar qué ofrece la competencia y cómo lo hace? Internet es público para todos y cotillear las páginas web de la competencia te ayudará, si tienes dudas, a la hora de definir tus precios y tu público objetivo. ¿Sabes qué ofertas, promociones o paquetes van a ofertarse este verano? Puede que de ahí saques nuevas ideas o descubras cómo mejorarlo 😉

Y último consejo, aunque no menos importante:


10. Motívate y motiva a tus empleados

La temporada de verano es siempre estresante para la hostelería, pero la motivación siempre ayuda a ver el vaso medio lleno, aunque suene a tópico. Anima a tus empleados a llevarse bien entre ellos y a transmitir buenas vibraciones, a los viajeros, pero también a sus compañeros. La sonrisa es el arma más fuerte contra la negatividad y un establecimiento que ofrezca una atención cuidada siempre estará más lejos de recibir comentarios dañinos y más cerca de ser recomendado.