¿Cuál es la situación actual de la vivienda turística en Canarias?

Los amenities indispensables para un apartamento turístico perfecto
16 octubre, 2019
¿Deberías lanzarte a alquilar al mercado chino? 5 claves para salir de dudas
20 noviembre, 2019

¿Cuál es la situación actual de la vivienda turística en Canarias?

La nube de incertidumbre que ha rodeado el alquiler vacacional en Canarias estos últimos años parece que empieza, poco a poco, a disiparse tras definirse, finalmente, que será la Ley de Turismo, con una nueva subsección dedicada a la vivienda vacacional, la que regulará la normativa de la comunidad a partir de ahora. No obstante, todavía existen numerosas dudas sobre cuál es la situación actual de esta regulación, por ello, hoy trataremos de responder a esta cuestión y profundizaremos en cómo está siendo su evolución en esta zona, para ayudar a entender mejor la posición que ocupa ahora mismo y cómo podría desarrollarse próximamente.

 

¿Es Canarias un destino en auge?

Según el Barómetro del Alquiler Vacacional en Canarias publicado por HomeAway en colaboración con la Universidad de Salamanca, el uso de vivienda turística en las Islas Canarias ha aumentado un 99% en los últimos años. Solo entre 2016 y 2018, la vivienda turística fue utilizada en más de 42,1 millones de viajes, generando un impacto de más de 4.700 millones de euros el último año, 2.201 millones más que lo obtuvo en 2017.

A falta de los datos referentes a este último año, se puede decir que Canarias se encuentra en pleno crecimiento y no se espera nada distinto para las próximas fechas. Este verano, la demanda de las viviendas turísticas (VT) en esta zona ha crecido alrededor de un 30% con respecto al mismo periodo de 2018, por lo que se estima que siga ganando peso y generando un impacto económico progresivo en el sector turístico canario, más aún si tenemos en cuenta que cada vez son más los que apuestan por esta modalidad en vez de por un establecimiento hotelero: en 2018, el 47,1% de los residentes en España solo buscó ofertas de este tipo de alojamiento, frente al 35,5% en 2017.

Por tanto, si estás pensando en iniciarte en este sector o en ampliar tu negocio adquiriendo nuevas propiedades, ahora es buen momento para hacerlo: los ratios de conversión son altos y la ocupación es creciente. Además, Canarias siempre garantiza temperaturas suaves y cálidas, por lo que suele erigirse como uno de los destinos preferidos en invierno, sin perder su popularidad el resto del año.

 

¿Pero qué normativa regula ahora el alquiler vacacional en Canarias?

Aunque es la Ley de Turismo la que define qué es el alquiler vacacional y cuáles son los requisitos y obligaciones vigentes, los Cabildos insulares y los ayuntamientos de la comunidad autónoma siguen teniendo el poder de decisión -aunque sujeto a ciertas limitaciones- a la hora de definir qué alquileres vacacionales pueden iniciar su actividad o no.

Además, tal y como establece la Ley de Propiedad Horizontal, el inmueble solo podrá ser explotado en Canarias, al igual que en el resto de España, en caso de que no lo prohíba la comunidad de vecinos. En este caso, los votos favorables deberán ser, como mínimo, las tres quintas partes del total.

 

Requisitos mínimos de equipamiento para el alquiler vacacional en Canarias

Las viviendas vacacionales deben contar con un estado adecuado de conservación y ponerse siempre a disposición de los viajeros en perfectas condiciones de limpieza e higiene, de tal forma que se permita su utilización con carácter inmediato.

Además, es obligatorio el cierre interior de seguridad en las puertas de acceso y el botiquín de primeros auxilios. También se exigen una serie de requisitos mínimos por habitación recogidos en el Decreto 113/2015, que no van mucho más allá del mobiliario básico y necesario de una vivienda convencional.

Los precios de los servicios del alojamiento deberán figurar también expuestos en la vivienda, con la fecha en la que se publicitan y anuncian públicamente. De esta forma, queda prohibido que se cobren precios superiores a los solicitados que no se encuentren previamente indicados en los canales de oferta turística o en el documento contractual a entregar al viajero.

Asimismo, la ley establece la obligatoriedad de dejar reflejado, en algún lugar visible, un teléfono de contacto con horario mínimo de atención de 8:00 a 20:00 horas, además de otros números y direcciones de los servicios de emergencia que puedan resultar necesarios. También deberá incluir una placa o distintivo con el número de registro del que hablamos en el siguiente punto. Todo esto deberá estar redactado, como mínimo, en castellano y en inglés, aunque te aconsejamos estudiar tus posibles viajeros para poder adaptar tus estrategias y contar con las traducciones necesarias para poder atenderles.

 

Tramitación, documentación necesaria y plazos

Tras asegurarnos de que la vivienda cumple con los requisitos mencionados, es necesario hacerse con una licencia turística antes de comenzar a explotarla. El proceso se inicia con la entrega de una declaración responsable junto con cierta documentación que varía en función de la zona, y que va desde la declaración de ocupación de inmuebles o instalaciones hasta la escritura pública de construcción y CIF del explotador. Asimismo, deberá abonarse la tasa correspondiente. Este proceso puede realizarse a través de los Cabildos Insulares correspondientes o mediante la nueva plataforma informática que el Gobierno habilitó este verano con el objetivo de agilizarlo. Este nuevo sistema permite, además, la presentación de modificaciones de datos de la vivienda declarados en el momento del inicio de la actividad y de ceses de viviendas que dejen de explotarse como vacacionales, siempre y cuando se haga en un plazo inferior a 30 días desde el día en el que se realicen.

Tras la entrega de esta declaración responsable, el Cabildo Insular procederá, en un plazo máximo de 15 días, a la inscripción de la actividad en el Régimen General Turístico del Gobierno de Canarias, tras lo cual se le asignará un código que deberá aparecer obligatoriamente en todos sus anuncios. También se le proporcionará un libro de hojas de reclamaciones, un cartel que anuncie que dispone de ellas y el llamado libro de inspección.

Cuando empieces tu actividad, recuerda que deberás enviar a las autoridades correspondientes según tu zona (Policía, Guardia Civil, Ertzaintza o Mossos) los llamados partes de viajeros con los datos personales de quienes se hospeden en tu alojamiento, siempre dentro de las primeras 24 horas desde su llegada.

Para ahorrar tiempo en este proceso, AvaiBook te ofrece la herramienta “Fast Check-in”, una manera de anticipar y automatizar el Check-in solicitando a los viajeros el registro de sus datos personales antes de su llegada. Los huéspedes podrán firmar digitalmente, sin necesidad de que tengas los partes impresos. De esta manera, el día de entrada solo tendrás que verificar su identidad. También enviamos los partes de viajeros de manera automática a la Guardia Civil o, en su caso, mediante una sencilla exportación de un fichero generado por nosotros a la Policía, Mossos d’Esquadra o Ertzaintza.