Gastos deducibles en alquileres vacacionales en España

Portada blog
AvaiBook, reconocido como Preferred Partner de Airbnb
22 mayo, 2023
casa rural
Cómo montar una casa rural
6 junio, 2023
Deducciones 1

Escrito por:

tatiana martinez

Tatiana Martínez

Ventas

 

Si trabajas o te interesa comercializar tus viviendas en el sector del alquiler vacacional, has de saber que sus ventajas no solo residen en el alto rendimiento económico que te traen las reservas de corta estancia, sino que puedes rentabilizar mejor tus ingresos si conoces los gastos que puedes deducir como consecuencia de llevar a cabo este tipo de actividad.

El alquiler vacacional contempla una serie de gastos deducibles que van a aplicar en función del tipo de tributación que te afecte a la hora de hacer tu Declaración.

 

¡Descárgate nuestra infografía de la Renta para gestores y propietarios!

¡Todo lo que debes saber sobre la tributación de los alquileres turísticos!

¿Qué son los gastos deducibles?

Los gastos deducibles son aquellos gastos que, por no formar parte de tus beneficios y asociarse directamente a la actividad que llevas a cabo, puedes reflejarlos en tu Declaración de la renta como deducciones y, en consecuencia, te benefician fiscalmente.

En España, la normativa fiscal establece una serie de gastos que pueden ser deducidos, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. 

La clasificación que determina el tipo de gasto que puedes incluir en tus deducciones y cómo aplica, se basa en el tipo de gestor que seas:

  1. Personas jurídicas que tributan por el impuesto de sociedades
  2. Personas físicas que tributan por rendimientos económicos
  3. Personas físicas que tributan por capital inmobiliario

Si quieres saber más, puedes acceder a este artículo sobre la Renta.

Algunos ejemplos de gastos deducibles en alquileres vacacionales son:

  • Comisiones de intermediarios, como por ejemplo las comisiones de las OTAs
  • Mantenimiento y conservación
  • Suministros (agua, luz, gas)
  • Intereses de préstamos hipotecarios
  • Amortización de la vivienda y enseres

Importancia de conocer los gastos deducibles para propietarios de alquileres vacacionales

Ser capaz de reconocer los gastos deducibles que aplican a tu modelo de gestión, cómo aplican y en qué porcentaje, es básico para que puedas beneficiarte de sus repercusiones fiscales.

El llevar un control adecuado de tus gastos te ayudará a mejorar la gestión de tu negocio, ya que podrás identificar áreas en las que evitar costes innecesarios y aprovecharte de las ventajas que verdaderamente te corresponden por derecho.

 

Tipos de gastos deducibles en alquileres vacacionales

Existen diferentes categorías de gastos que pueden ser deducibles en el caso de los alquileres vacacionales en España.

A continuación, te explicamos algunos de ellos, para que puedas aplicarlos correctamente en tu Declaración de la renta y beneficiarte de las ventajas asociadas:

Gastos de mantenimiento y conservación

Los gastos de mantenimiento y conservación son aquellos relacionados con las reparaciones y mejoras realizadas en la vivienda para mantenerla en buen estado y garantizar su adecuado funcionamiento. Algunos ejemplos de estos gastos incluyen:

  • Reparaciones de fontanería, electricidad o albañilería
  • Reemplazo de electrodomésticos o mobiliario
  • Trabajos de pintura y decoración

Gastos de publicidad y promoción del alquiler

Para que tu vivienda vacacional destaque entre tus competidores, es posible que decidas invertir en programas de publicidad y promoción. Este tipo de gastos generados por, por ejemplo: publicar anuncios destacados en plataformas de alquiler o la contratación de servicios de marketing, pueden ser deducibles en tu Declaración de la renta.

Gastos de suministros y servicios

Los gastos de suministros y servicios se refieren a aquellos costes asociados al consumo de agua, electricidad, gas, teléfono e internet, así como a los servicios de limpieza, mantenimiento de piscinas o jardines, y otros similares.

Gastos de gestión y administración

Gestionar alquiler vacacional puede implicar gastos de administración como honorarios de abogados, asesores fiscales, gestores o contables. Estos gastos, siempre que sean necesarios para el desarrollo de tu actividad, también son susceptibles de deducir.

Gastos financieros y de amortización

Si has adquirido la vivienda mediante un préstamo hipotecario, puedes deducir los intereses y gastos financieros derivados de dicho préstamo. Además, también puedes deducir la amortización de la vivienda y los enseres, siempre que se ajuste a los porcentajes establecidos por la normativa fiscal.

Gastos de impuestos y tasas

Ciertos impuestos y tasas relacionados con la propiedad y el alquiler de la vivienda pueden ser deducibles, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o las tasas de recogida de basuras. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y pagados para poder ser deducidos en tu Declaración de la renta en la proporción que corresponda.

 

Límites aplicables a las deducciones de gastos en alquileres vacacionales

Como hemos comentado previamente, la deducción de gastos aplica en función del tipo de tributación a la que estés sujeto, puesto que dependiendo de esto, podrás desgravar todos los gastos relacionados con la actividad, parte prorrateada del tiempo que el alojamiento ha estado alquilado o solamente los gastos relacionados puramente con el inmueble, en cualquier caso, es imprescindible que conserves las facturas de todos los gastos que vayas a presentar.

Límites generales para deducciones

Lo primero que has de tener en cuenta es que las deducciones por gastos en alquileres vacacionales no pueden superar los ingresos obtenidos por dichos alquileres, en caso de ser así, dispones de un plazo de cuatro años para desgravar tus gastos correctamente.

Límites específicos para cada tipo de gasto

Algunos gastos deducibles pueden estar sujetos a límites específicos en función de su naturaleza. Por ejemplo, en el caso de la amortización de la vivienda y los enseres, la deducción estará limitada por los porcentajes establecidos por la normativa fiscal que suelen ser del 3% para la vivienda y del 10% para los enseres.

Asimismo, en el caso de los gastos financieros derivados de préstamos hipotecarios, sólo podrás deducir los intereses y comisiones realmente pagados durante el año y no el capital amortizado.

Restricciones en función de la comunidad autónoma

Debes tener en cuenta que algunas comunidades autónomas pueden establecer restricciones adicionales a las deducciones de gastos en alquileres vacacionales. Estas restricciones pueden afectar tanto a los límites aplicables como a los requisitos de justificación de los gastos.

Por ello, es fundamental informarse acerca de las normas fiscales específicas en la comunidad autónoma donde se encuentre tu vivienda vacacional, para así aplicarlas correctamente y evitar posibles sanciones.

 

Cómo realizar las deducciones de gastos correctamente

Para asegurarte de aprovechar al máximo las deducciones de gastos en alquileres vacacionales y cumplir con las obligaciones fiscales, plazos y procedimientos, has de conocer los requisitos y  disponer de la documentación necesaria para realizar las deducciones correctamente.

Requisitos para deducir gastos en alquileres vacacionales

Los requisitos que has de cumplir para beneficiarte de una serie de deducciones u otras dependerán de la norma tributaria que te afecta:

  1. Si eres persona jurídica y tributas por el impuesto de sociedades, podrás deducir todo lo relacionado con la actividad de la empresa.
  2. Si eres persona física y tributas por rendimientos de actividades económicas, podrás deducir todo lo relacionado directamente con la actividad, destinado exclusivamente para el desarrollo de la misma.
  3. Si eres persona física y tributas por rendimientos de capital inmobiliario podrás desgravar los gastos relacionados con el inmueble.

Documentación necesaria para justificar gastos deducibles

Para justificar un gasto deducible, debes conservar la documentación que lo respalde. Entre los documentos que podrías necesitar se encuentran:

  • Facturas emitidas por proveedores de bienes y servicios.
  • Recibos de pago de suministros y servicios, como electricidad, agua o Internet.
  • Comprobantes de pago de impuestos y tasas relacionados con la vivienda.
  • Contratos de arrendamiento y otros documentos que respalden la actividad de alquiler vacacional.

Es fundamental mantener esta documentación organizada y localizada, ya que podría ser requerida en caso de una inspección fiscal.

Plazos y procedimientos para realizar las deducciones

Los gastos deducibles se presentan en la Declaración de la renta anualmente entre los meses de abril y junio.

Las deducciones han de reflejarse en el apartado correspondiente para que el cálculo de la desgravación aplique sobre el importe bruto de los ingresos generados por la actividad del alquiler vacacional.

Es frecuente encontrarse con gestores y propietarios que calculan las deducciones por su cuenta y reflejan en ingresos los importes netos de su actividad, con gastos deducibles como por ejemplo, las comisiones de las OTAs, ya restados. Esta práctica es errónea, la forma correcta de presentar la Declaración es reflejando los importes brutos y los gastos deducibles por otro lado, asegurándose tener las facturas que justifiquen que los gastos corresponden a la vivienda que realiza la actividad vacacional.

¡Descárgate nuestra infografía de la Renta para gestores y propietarios!

¡Todo lo que debes saber sobre la tributación de los alquileres turísticos!

Preguntas frecuentes sobre gastos deducibles en alquileres vacacionales

Para aclarar dudas sobre la deducción de gastos en alquileres vacacionales, a continuación, se responden algunas preguntas frecuentes relacionadas con este tema.

¿Se pueden deducir gastos en alquileres vacacionales a través de plataformas como Airbnb o Booking.com?

Sí, los gastos deducibles en alquileres vacacionales son aplicables tanto para alquileres gestionados de manera independiente como para aquellos que se realizan a través de plataformas en línea como Airbnb o Booking.com, de hecho, las comisiones generadas por la comercialización de viviendas por medio de este tipo de plataformas, suponen un gasto deducible y es importante disponer de las facturas de dichas comisiones que las propias plataformas pondrán a tu disposición. Si eres propietario y gestionas tus propiedades por medio de un tercero, este gestor podrá facilitarte la justificación de los gastos por comisiones en factura, de esta manera, aunque no tengas acceso directo a la información de las OTAs, podrás justificar esta deducción correctamente.

¿Cuál es la diferencia entre gastos deducibles y no deducibles en alquileres vacacionales?

Los gastos deducibles son aquellos que pueden ser restados de los ingresos obtenidos por la actividad de alquiler vacacional a efectos fiscales, lo que permite reducir la base imponible y, por ende, el importe del impuesto a pagar. Estos gastos deben estar relacionados con la actividad de alquiler, ser necesarios para su desarrollo y estar debidamente justificados con facturas y comprobantes de pago.

Por otro lado, los gastos no deducibles son aquellos que, aunque puedan estar relacionados con el inmueble o la actividad de alquiler, no cumplen con los requisitos para ser considerados deducibles. Algunos ejemplos de gastos no deducibles son aquellos que corresponden a mejoras o ampliaciones del inmueble y no a su mantenimiento o gastos personales del propietario que no tienen relación directa con la actividad de alquiler.

 

Conclusión y recomendaciones para optimizar las deducciones de gastos en alquileres vacacionales

Si quieres minimizar la carga fiscal y mejorar la rentabilidad de tus viviendas de alquiler vacacional has de conocer qué tipología de tributación te corresponde, cómo puedes deducir estos gastos y cuándo. 

Mantén un registro detallado de gastos

Establece un control riguroso de todos los gastos relacionados con tu actividad. Esto incluye guardar facturas, comprobantes de pago y cualquier otra documentación que justifique los gastos incurridos. Mantener un registro actualizado y bien organizado facilita la identificación de los gastos deducibles y su correcta declaración.

Consulta con un asesor fiscal para garantizar la correcta aplicación de deducciones

Debido a la complejidad de la normativa fiscal y las diferencias entre las comunidades autónomas, es aconsejable contar con el apoyo de un asesor fiscal especializado en alquileres vacacionales. Este profesional puede orientarte sobre las deducciones aplicables en tu caso específico y garantizar que se apliquen de manera correcta y conforme a la legislación vigente.

Revisa y actualiza las deducciones de gastos periódicamente

La normativa fiscal y las deducciones aplicables pueden cambiar. Por ello, es importante revisar y actualizar las deducciones de gastos de manera periódica, con el fin de asegurarte de estar aprovechando todas las ventajas fiscales disponibles y cumplir con las obligaciones tributarias.

Conoce las ventajas que puedes obtener manteniendo estas buenas costumbres que te ayudarán a obtener mayores beneficios a la hora de realizar tu Declaración anualmente.